Hacia una Tierra del Fuego – Silvana Serrano

Adquiere un ejemplar

Una de las escritoras más jóvenes y más prometedoras de nuestros días, Silvana Serrano nació en la ciudad de Gral. Pacheco, provincia de Buenos Aires, un 20 de junio de 1973.  Amante de la Literatura y la Historia desde muy pequeña, la  convierten una lectora sedienta de historias. Su  propia imaginación fue gestando la maravillosa posibilidad de enredar ambas disciplinas en un mismo género. Luego de varios premios, "Hacia una Tierra de Fuego" es su obra prima. Encuadrada dentro del género romántico histórico y plasmada desde una sencillez narrativa absoluta vestida de imágenes contundentes y fuertes y de metáforas intensas, la historia subyuga desde el comienzo.





Caterina della Vecchia ha visto a sus padres quemarse en la hoguera de la Inquisición.  Por las noches el recuerdo de las llamas encienden su memoria que no ha podido alejar el pavor de la denominada Santa Inquisición persiguiendo inocentes. Caterina decide junto a su hermano y primo embarcarse en una expedición que atravesará el océano para poblar la lejana Tierra del Fuego en Argentina.
Como si la distancia garantizara el olvido y deparara solamente nuevas y mejores experiencias la bella joven emprende la aventura con la delicadeza de una valquiria alentada por un mundo sin dolor aunque hallará en el camino más desventuras de la que esperaba.
Ambientada en la geografía inhóspita de la Patagonia y el estrecho de Magallanes, Silvana Serrano cuenta que la historia comenzó a escribirse gracias a la lectura de un libro de Lucía Gálvez.

“En primer lugar, descubrí la historia por casualidad mientras leía un capítulo de Mujeres de la Conquista de Lucía Gálvez.  Nunca antes había oído hablar de aquella expedición en particular y decidí investigar. La novela todavía no estaba en mis planes. Cuando encontré los documentos que buscaba (biografías, descripciones de viajes, cartografía, etc.) comencé a gestarla en mi cabeza.  Lo que más me ayudó fue dar con la declaración del cabo de escuadra Tomé Hernández, único sobreviviente de la expedición de Sarmiento de Gamboa que, una vez rescatado por marinos ingleses en el Estrecho de Magallanes, es llevado a Chile.  Allí, el cabo narra lo acontecido desde el comienzo, lo que me permitió cotejar ciertos datos y añadir otros tantos.  Muchos de los episodios que describo en la novela fueron sacados de esa declaración que hoy se conserva en el Archivo de Indias.”

Sin lugar a dudas  la historia condiciona y el amor apasiona pero es la amalgama perfecta entre estas dos disciplinas (en tanto amor entendido como género romántico) lo que da como resultado exquisitas historias que atrapan al lector en una telaraña absolutamente inesperada y real.  



El género histórico romántico está en auge durante nuestros días con autoras de la talla de Florencia Bonelli, Gabriela Margall, Gloria Casañas y Viviana Rivero. Entre títulos tan trascendentes y sugerentes como:  Indias Blancas, La maestra de la laguna o Secreto bien guardado.  Hacia una Tierra del Fuego se apodera de la voluntad del lector y no solo por el título.   Es imposible no sustraerse al embrujo de su atmósfera concordante con la época y las circunstancias,  lo cual por sí solo plantearía el desafío de su lectura, sin embargo hay más: el perfil de los personajes, la historia que trasciende las vidas simples y las simples vidas que van armando en el día a día la historia de un pueblo, nuestra historia.
Los primeros europeos que tuvieron contacto con esta isla fueron los miembros de una expedición española al mando de Fernando de Magallanes, hacia el 21 de agosto de 1520. El nombre se atribuye a la visión que tuvieron de ella estos primeros marineros europeos que exploraron sus costas: desde sus barcos divisaban sorprendentes y constantes fogatas. Así, fue nombrada "Tierra de humos", nombre que Carlos I de España modificaría a "Tierra del Fuego".  Aquella porción de territorio pasó a formar parte de las colonias españolas y más tarde de una Argentina  en constante cambio. Recién en el año 1990 Tierra del Fuego fue declarada como territorio provincial.
 La historia comienza en el Puerto de Sanlúcar de Barrameda, España, Septiembre de 1581. Caterina della Vecchia ha visto a sus padres quemarse en la hoguera de la Inquisición.  Por las noches el recuerdo de las llamas encienden su memoria que no ha podido alejar el pavor de la denominada Santa Inquisición persiguiendo inocentes. Caterina decide junto a su hermano y primo embarcarse en una expedición que atravesará el océano para poblar la lejana Tierra del Fuego en Argentina.
Como si la distancia garantizara el olvido y deparara solamente nuevas y mejores experiencias la bella joven emprende la aventura con la delicadeza de una valquiria alentada por un mundo sin dolor aunque hallará en el camino más desventuras de las que esperaba.
Sin estridencias ni ampulosidades ni desde la técnica ni desde los recursos la historia se hilvana ante nuestros ojos. Escenas plenas de situaciones tan creíbles como reales arman una trama sin sobresaltos pero con altas dosis de expectación y suspenso bien manejado a tal punto que nunca nos planteamos el consabido final feliz que este tipo de historias conlleva,  ya que nada en el camino de los personajes lo hace suponer.





Hacia una Tierra del Fuego suma una mirada soberana a la historia de nuestro territorio y añade la cuota de pasión y templanza de quienes nos precedieron en un camino que como nación consolidada nos toca proseguir.

Adquiere un ejemplar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *